8 de septiembre de 2017

Quinta edición del Concurso de fotografía filosófica de Navarra

Se convoca el V Concurso de fotografía filosófica de Navarra, que se desarrollará durante el curso 2017/18. En esta página se publicarán todas las fotografías participantes. El tema de esta edición es: Revolución y utopía.

Este año se mantiene la novedad de los últimos años: el Premio especial Museo Universidad de Navarra. Si quieres saber en qué consiste puedes consultar las bases del concurso.

26 de abril de 2017

Ganadores de la IV edición

Ya tenemos a los ganadores de la cuarta edición del Concurso de fotografía filosófica de Navarra. ¡Enhorabuena! Los premios fueron entregados el viernes 7 de abril. Los premiados han sido:
  • Primer premio: Juan Álvarez Aznar (Colegio Irabia-Izaga). Ver fotografía.
  • Segundo premio: Sandra Salinas Corredor (Colegio Escolapios Calasanz). Ver fotografía.
  • Tercer premio: Andrés Santiago Díez (Colegio Irabia-Izaga). Ver fotografía.

5 de febrero de 2017

¿Estamos cada vez más tecnologizados?

Los jóvenes plasman su identidad a través de las redes sociales y cada vez pasan más tiempo en ellas que interactuando con otras personas. El balón es un símbolo de deporte de grupo donde se establece la comunicación y el trato con las personas. A través de las redes sociales puedes ser quien quieras y como quieras. Sin embargo, a la hora del cara a cara, tiendes a ser tú mismo. Ahora, muchos jóvenes prefieren pasar horas y horas delante de una pantalla que con sus amigos jugando al balón.

Irene Amezqueta Ilincheta
Colegio San Cernin

¿Qué "yo" soy?

Del australopithecus al cyborg, la evolución viene de la mano de la tecnología cada vez más rápidamente. Vivimos permanentemente conectados, lo que genera una nueva forma de comunicarnos.

Creamos una personalidad virtual, o varias. Nos convertimos en un producto, en una marca que deseamos vender. Nos retocamos para exponernos como queremos que nos vean, pese a que eso implique desatendernos, o alejarnos de la realidad.

Ponemos tanto en las proyecciones que creamos, que llegamos a olvidarnos de nosotros. ¿Qué “yo” soy?

Frente a tanta tecnología y estímulos externos sólo cabe emplear la herramienta más primitiva, el sentido común, aquel que nos permita reconciliarnos con nosotros mismos para “desconectar”.

“El problema real no es si las máquinas piensan, sino si lo hacen los hombres”.-B. F. Skinner.

Juan Álvarez Aznar
Colegio Irabia-Izaga
Primer premio

Conectados... ¿comunicados?

En plena era de avances tecnológicos, donde todo progresa de manera tan rápida, me surge la incertidumbre de si las personas viven realmente comunicadas.

No cabe duda del gran aumento de innovaciones y mejoras tecnológicas. Sin embargo, las relaciones interpersonales no son precisamente las más favorecidas por estos nuevos hábitos.

Estos nuevos medios de comunicación, ¿provocan un avance en la persona, o un retroceso en la humanidad? Se pierden miradas, gestos, y en definitiva el valor de las palabras en el trato personal. Vivimos híper conectados.

Las nuevas tecnologías han logrado salvar vidas, acercarnos a quienes están lejos. El peligro es que terminemos alejándonos de quienes tenemos más cerca.
Irati Valencia
IES Marqués de Villena

¿Control del sistema o sistema de control?

Es fácil identificar el problema en un sistema. Las personas estamos llamadas a cuestionar la autoridad, a levantarnos frente a la opresión. Salvo que seamos parte del propio sistema, sin darnos cuenta de ello. Bienvenido al mundo de los iconos, al mundo donde es preferible la apariencia a la realidad. Da igual lo muy tuyo que sientas un pensamiento, ya pertenece a una idea en su grado justo de maduración; en realidad no eres más que un reflejo de lo que la gente espera ver de ti. No eres más que una foto de perfil en la red social más grande del mundo. Una foto de perfil ensayada, en la postura más favorecedora, con el filtro más acorde a ti, hecha únicamente para recordarte lo que realmente eres; parte de ese sistema.
Miguel Molina Alás
Colegio Irabia-Izaga

¿Mostrar para existir?

Las gafas reflejan la visión que tienen los demás acerca de nuestra vida en las redes sociales. La nueva necesidad del ser humano de publicar los mejores momentos de sus vidas. ¿De verdad hace falta mostrar cada momento de nuestra vida para ser feliz? El hombre actual vive por los likes, mostrando todo lo que realiza durante el día, el desayuno, la merienda, la cena, etc. Mostramos lo "mejor" de cada uno, enseñamos lo "felices" que somos con nuestras parejas amigos y familiares. Fabricamos una felicidad falsa, basada en vivir por los demás. El "pienso, luego existo" de Descartes se ha convertido en el siglo XXI en "me exhibo, luego éxito".
Bianca Ciochina
IES Marqués de Villena